ES
MAKING SUCCESS STORIES HAPPEN

Últimas novedades y tendencias de Morgan Philips

Descubre toda la información y consejos útiles para los responsables de selección y los candidatos que buscan nuevas oportunidades laborales. Consulta nuestros artículos, entrevistas, guías salariales, estudios, podcasts,whitepapers y las últimas novedades del mercado laboral por sector de actividad.

IA: ¿perderé mi trabajo?

IA: ¿perderé mi trabajo?

Empresas como Bayer, BASF, Conti, VW, Deutsche Bank, Siemens Energy, SAP, Zalando, alrededor del 50% de todas las empresas del Dax han iniciado programas para mejorar la eficiencia.

27/05/2024 Volver a todos los artículos

La revista alemana Manager Magazin escribe: "Las empresas están evaluando ahora sus organizaciones. Se prevé la eliminación de varios puestos directivos. Ha llegado el momento para una revolución. Los boomers se van, llega la IA". (Manager Magazin, marzo de 2024).

El artículo afirma que empresas como Bayer, BASF, Conti, VW, Deutsche Bank, Siemens Energy, SAP, Zalando, alrededor del 50% de todas las empresas del Dax han iniciado programas para mejorar la eficiencia. Ser eficiente significa ser capaz de lograr un resultado o rendimiento deseado con la menor cantidad de esfuerzo, recursos, tiempo y energía (más sobre este topic en este artículo).

Las razones para tener que aumentar la eficiencia pudieran estar correlacionadas con el aumento de costes, la política económica y energética, los retos en la gestión de la cadena de suministro y la contratación, el pacto verde europeo, la competencia externa de la UE, ágil y sostenible, entre otros. Industrias al completo como proveedores de automoción y química, tienen que enfrentarse a estos retos. En un futuro cercano lo hará la propia industria automovilística, farmacéutica e incluso los operadores de centrales eléctricas, operadores de turbinas eólicas y células solares.

Algunas compañías simplemente tienen que reducir costes, como VW: tiene la directriz de reducir un 20 % sus costes fijos de aquí a 2026, y la mano de obra forma parte de este proceso.

Sin embargo, las tareas tienen que hacerse y la IA es el medio para racionalizar mediante la automatización y reducir la mano de obra, siendo más eficientes. Según BCG, sólo una de cada seis empresas ha alcanzado sus objetivos relacionados con la IA hasta la fecha. La IA generativa tiene un potencial increíble y a nivel industrial se está desarrollando rápidamente. Estamos en pleno proceso de transición y aún no somos conscientes del enorme impacto que tendrá este proceso continuo.

En una encuesta realizada a las mayores empresas de Alemania, BCG descubrió que la Dirección General es la menos eficiente, seguida -con bastante distancia- por Finanzas, Gestión de Recursos Humanos y Comunicación, siendo esta última la más eficiente.

BCG también descubrió que Alemania está por debajo de la media en el uso de la IA. ¿Miedo a la innovación o al cambio? ¿La comodidad? ¿La reticencia a salir de la zona de confort? ¿O la preocupación de perder el trabajo adecuado? La innovación no puede detenerse. La IA encontrará su camino y las empresas no renunciarán a utilizarla para automatizar y ahorrar costes.

Cuanto antes afrontemos este hecho, mejor preparados estaremos para reorganizar nuestro trabajo.

¿Cuáles son las áreas que pueden y van a ser optimizadas gracias a la IA?

La IA puede ayudar a ahorrar costes de mano de obra de varias maneras, optimizando operaciones y estrategias, mejorando la productividad y automatizando tareas rutinarias. He aquí algunas de las áreas clave en las que la IA contribuye al ahorro:

Automatización de tareas rutinarias

La IA puede automatizar tareas repetitivas y que consumen mucho tiempo, como la introducción de datos, las consultas básicas a los clientes o la programación de horarios. Esto reduce la necesidad de intervención humana y deja tiempo libre para tareas más complejas.

Mayor eficiencia y productividad

Las herramientas y aplicaciones de IA pueden analizar grandes volúmenes de datos con mayor rapidez y precisión que las personas, lo cual permite tomar decisiones más rápidamente y aumentar la eficiencia operativa. Esto puede traducirse en un mayor rendimiento con el mismo número de empleados o incluso con uno menor.

Reducción de los errores humanos

Los sistemas de IA pueden realizar ciertas tareas con precisión y coherencia, reduciendo los costes asociados a errores y repeticiones. En la industria manufacturera, el control de calidad basado en IA puede detectar defectos con mayor precisión que los supervisores.

Mantenimiento predictivo

En industrias que dependen de maquinaria y equipos pesados, la IA puede predecir fallos antes de que se produzcan, reduciendo el tiempo de inactividad y los costes de mantenimiento. Mediante el análisis de datos de sensores y máquinas, la IA puede identificar patrones que preceden a los fallos de los equipos, lo que permite realizar un mantenimiento preventivo y evitar tiempos de inactividad imprevistos y costosos.

Gestión optimizada de recursos

La IA puede optimizar la asignación de recursos, incluida la programación de la mano de obra, la logística de la cadena de suministro y el consumo de energía. Por ejemplo, los algoritmos de IA pueden prever la demanda con mayor precisión, garantizando que los niveles de personal se optimicen para los volúmenes de negocio previstos, evitando el exceso o la falta de personal.

Atención al cliente

Los chatbots y asistentes virtuales basados en IA pueden gestionar una amplia gama de consultas de atención al cliente, proporcionando asistencia 24 horas al día, 7 días a la semana, sin necesidad de un gran equipo de atención al cliente. Esto supone un importante ahorro de costes.

Adquisición y fidelización de talento

La IA puede agilizar y apoyar el proceso de contratación identificando rápidamente a los candidatos adecuados de entre una gran pool de candidatos.

Formación y desarrollo

La IA puede ofrecer programas de formación y desarrollo personalizados para los empleados, identificando las brechas a nivel competencial y recomendando itinerarios de formación a medida. Este enfoque es más rentable y tiene un mayor impacto que un programa tradicional.

En resumen:

La IA puede ayudar a las funciones de registro de datos, atención telefónica, telemarketing, atención al cliente, contabilidad y archivo. En la fabricación y la producción, los trabajadores de las cadenas de montaje acabarán siendo sustituidos por completo, especialmente en la automoción y la electrónica, donde la precisión y la eficiencia son primordiales. Además, las tareas de control de calidad serán realizadas en su mayoría por la IA. Los cajeros y los trabajadores de caja, inventario y almacén se automatizarán por completo. En los servicios de transporte y reparto, los taxistas y chóferes, los conductores en general, podrán ser eliminados. En banca y finanzas, análisis de datos, la IA puede sustituir varias funciones. La banca en línea y las interfaces impulsadas por la IA están reduciendo la necesidad de servicios bancarios en persona. Los análisis financieros básicos, como la evaluación crediticia y de riesgos, pueden realizarse de forma más eficiente gracias a la IA. El papel de los bancos en general puede desaparecer por completo. En TI, la IA puede resolver problemas comunes. Las funciones básicas de soporte informático no se realizarán por personas. En periodismo y redacción, la IA puede generar nuevos artículos o informes sobre temas como resultados deportivos, informes financieros, bolsa, divisas, previsiones meteorológicas. En el área legal y paralegal, la revisión de documentos y la investigación jurídica pueden ser realizadas por la IA.

Varias tareas básicas o que tienen que ver con el procesamiento de grandes volúmenes de datos y la precisión en diferentes áreas ya pueden ser o serán realizadas por la IA. Los robots controlados por IA se harán cargo de la asistencia sanitaria, la cirugía, la enseñanza en las escuelas y probablemente también del corte de pelo y la cocina.

Incluso la IA puede realizar tareas creativas, como generar imágenes, componer música o sincronizar una película.

¿Qué no puede hacer la IA?

Preguntando a ChatGPT nos dice: "No poseo conciencia, emociones ni experiencias personales. Mis respuestas se generan a partir de patrones en los datos y la lógica de programación diseñada por mis desarrolladores. Puedo simular una forma de pensamiento crítico analizando información, comparando diferentes puntos de vista y generando respuestas basadas en la gran cantidad de datos de texto con los que he sido entrenado. Sin embargo, este proceso carece de comprensión genuina, intuición o capacidad para formar opiniones basadas en valores o experiencias personales. Mi pensamiento crítico es, en última instancia, una forma sofisticada de reconocimiento de patrones y generación de texto, diseñada para proporcionar información útil y relevante basada en las indicaciones que recibo".

Como la IA aprende continuamente y se alimenta continuamente de datos, es imaginable que en el futuro la recogida de datos sea tan vasta, que un robot reconozca incluso las emociones de un ser humano y que el campo de patrones sea tan amplio que se incluyan casi todas las posibilidades humanas. En ese momento, todos los trabajos serían sustituibles.

La pregunta realmente importante es ¿qué queremos como seres humanos? La innovación nunca podría detenerse si no es por sus propios límites técnicos, energéticos o materiales. Esta vez los humanos tienen que decidir consciente y proactivamente lo que quieren para sus vidas, las generaciones futuras y el planeta. La IA tiene un límite y siempre lo tendrá. La inteligencia artificial NO es inteligencia humana. Las emociones siempre serán simuladas como admite el propio ChatGPT. El material no tiene sentidos y no siente emociones o sentimientos en el contexto de las interacciones sociales, el entorno o las creencias espirituales. La Materia sólo puede transmitir "vibraciones" en forma de energía física. Cuando la gente atribuye "buenas vibraciones" a un lugar, objeto o robot, está antropomorfizado al sujeto, confundiéndolo con su respuesta subjetiva al entorno u objeto, y no describiendo una propiedad física del propio material. Una "vibración" es una percepción e interpretación humana, no una sensación enviada por un material inanimado.

La conclusión es que la IA NUNCA sustituirá por completo a la Inteligencia Humana, a lo Humano

La IA hará algunas cosas mejor de lo que nosotros somos capaces de hacer, pero sólo algunas cosas.

Debemos ser conscientes que la IA es una herramienta inmensamente poderosa, que puede ser fácilmente explotada y aplicada de forma errónea y peligrosa por los humanos.

En lugar de tener miedo de la IA y del futuro de nuestros trabajos, tenemos que subyugarnos a la IA, siendo proactivos:

Para ello, empieza por analizar tu trabajo. ¿Qué puede hacer la IA ahora y qué puede hacer en el futuro? ¿Qué puede hacer mejor que tu como empleado? ¿Qué podrías o querrías hacer en lugar de tu trabajo actual? Es importante adelantarse a lo que ocurra, trabajar con visión y determinación respecto a lo nuevo.

En general:

  • Mantente informado
  • Upskill y Reskill
  • Se flexible y resiliente
  • Crea una red de networking sólida
  • Evalúa las oportunidades profesionales
  • Mejora tu inteligencia emocional
  • Prepárate financieramente para un proceso de transición
  • Explora carreras en IA y tecnología
  • Implícate en tu desarrollo personal


Morgan Philips va por delante en la definición de roles y estructuras sistémicas, potenciando las habilidades a nivel profesional a través del uso de herramientas de IA.

Morgan Philips Talent Consulting ayuda a analizar y evaluar, a tomar conciencia y a desarrollar el talento tanto a nivel individual como organizativo.

Morgan Philips - Making Success Stories Happen

por Gabriele Kamps, Directora de Relaciones Públicas y Comunicación de Morgan Philips

© 2024 Morgan Philips Group SA
All rights reserved